San Ignacio de Loyola

SAN IGNACIO nació en Loyola, España, en el año 1491. Sirvió a su rey como cortesano y soldado hasta los treinta años. A esa edad, fue herido de gravedad y recibió el llamado de la gracia divina para abandonar el mundo. Abrazó la pobreza y la humillación, para parecerse más a Cristo, y ganó otros muchos para unirse a él en el servicio de Dios. Impulsado por su amor por Jesucristo, Ignacio y sus compañeros hicieron un voto de ir a Tierra Santa, pero estalló la guerra e impidió el cumplimiento de su proyecto. Luego se volvieron hacia el Papa, y se pusieron bajo su obediencia.

Este fue el comienzo de la Compañía de Jesús. Nuestro Señor le prometió a San Ignacio que la preciosa herencia de Su Pasión nunca le iba a faltar a su Sociedad, una herencia de contradicciones y persecuciones. San Ignacio fue encarcelado en Salamanca bajo sospecha de herejía. A un amigo que expresó simpatía por él a causa de su encarcelamiento, él respondió: “Es una señal de tu muy poco amor de Cristo en tu corazón, o no considerarías un destino tan difícil estar encadenado por Su causa, te declaro que toda Salamanca no contiene tantos grilletes, esposas y cadenas como deseo llevar por el amor de Jesucristo”. San Ignacio tuvo su tránsito el 31 de julio de 1556. 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s