Espera un milagro

Había una vez un monje, que vivía en soledad completa, muy lejos en el desierto; pero de vez en cuando viajaba a la ciudad y veía la herejía y la maldad. El monje sufría mucho por ésto, y cuando regresaba a su ermita en la soledad, le rogaba a Dios en sus oraciones, que le revelara si su fe era la correcta.

Un día ya no pudo más y fue en busca de un asceta más antiguo, que vivía cerca en una ermita en el mismo desierto. Este viejo monje le enseñó muchas cosas, le explicó muchos detalles de la vida eremítica y le mostró muchos aspectos de Dios que él había olvidado.

Regresó a su lugar muy calmado, sin embargo meditaba muy profundamente, por qué Dios no le reveló todas esas cosas, si él tanto le pedía, entonces, recibió una revelación de que donde se puede obtener ayuda de la gente, no se deben esperar milagros de Dios.

Un comentario sobre “Espera un milagro

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s