Illinois, El Estado Encantado

En los Estados Unidos, Illinois tiene la fama de ser el “Estado encantado”. Se dice que los fantasmas decidieron ir a “vivir”  en el estado de las praderas, para literalmente decir, que allí, viven los muertos.

Es que Illinois tiene una historia muy terrorífica y los fantasmas, no son más que, el efecto de las guerras y sus daños en gran cantidad.

En la época colonial, esas tierras eran muy codiciadas por los colonos, buscaban de todas las maneras ir a establecerse allí. Un verdadero vergel de una planicie ondulada sin fin, llena de lagos y vegetación, y ni qué decir de la fauna; los colonos podían cazar y tener alimentos para todo el año, incluido ese crudo invierno tan popular por esos lares.

Pero resulta, que las praderas, estaban ocupadas por algunas tribus nativas, y ya estaban allí, incluso antes del descubrimiento de ese vergel por parte de los franceses en 1673. los galos encontraron en las solitarias llanuras, muchos montículos extraños cubiertos, a veces, por raros totems, y en muchas casos, parecían ruinas de antiguas aldeas de seres humanos jamás conocidos. Se dice que una civilización perdida surgió a lo largo del gran Misisipi.

Pero esto no significaba el cese de la guerra. Los franceses lograron establecerse en el sur del estado y poco a poco llegaron al norte a través de los acantilados, pero luego, por el año 1700 llegaron los ingleses, quienes desplazaron a los galos, tomando ellos el control de la pradera. Pero, éstos, tampoco pudieron quedarse, porque fueron desalojados por los colonos, convertidos ya, en estadounidenses. Se comprenderá que, para todo este proceso hubo muchas muertes, que claro, acrecentaron las historias de fantasmas y espantos que siempre han dominado esas tierras tan productivas.

Bajo el control de los Estados Unidos, la región fue primero una parte de Virginia, luego se incluyó en el territorio de Indiana, y finalmente se convirtió en el Territorio de Illinois en 1809. Para entonces, el gobierno había llegado a la región, y con ella llegaron los nuevos colonos.

En 1812, la guerra estalló una vez más con los británicos e Illinois se convirtió en una parte integral de la lucha. A lo largo de la costa este y la frontera canadiense, las fuerzas estadounidenses lucharon contra la invasión británica. Illinois, al ser el lejano oeste de ese entonces, quedó fuera de esta parte de la guerra, pero el estado fue destrozado por terribles masacres y batallas con los aliados de los británicos, que eran precisamente los indios. Esto ocasionó que se cometieran estragos y  asesinatos de los más horribles que los británicos, quizá, habrían soñado. Poco después del estallido de la guerra, la infame Masacre de Fort Dearborn tuvo lugar en el sitio de la actual Chicago. Este incidente aterrador cobró la vida de numerosos colonos, incluidas muchas mujeres y niños. Otras masacres tuvieron lugar a lo largo de la frontera, lo que condujo a la creación de una milicia, desembocando una serie de sangrientas batallas con la población nativa americana.

Después de la guerra, un movimiento fuerte comenzó a llevar colonos a la región y a expulsar a los nativos americanos. No es sorprendente que, después de la guerra, los hombres blancos se aprovecharon de los indios, para comprar grandes porciones de tierra a precios realmente irrisorios. En muchos casos, los indios fueron expulsados ​​por completo.

Aunque el último tratado de reubicación de los indios no se firmó hasta la década de 1830, el gobierno federal ya controlaba la mayor parte de Illinois en 1818, cuando se decidió convertir el territorio en un estado.

Desde los primeros días del nuevo estado, la pasión y la tragedia gobernaron Illinois. En los siguientes años, la pradera creó leyendas como Abraham Lincoln y se implicó con la crueldad de la esclavitud. Convirtió a hombres comunes como Ulises S. Grant en héroes y hombres como Elijah P. Lovejoy en mártires. Illinois construyó una de las ciudades más grandes de la nación y envió hombres a morir en la Guerra Civil. El estado se amotinó, se quemó, se hizo famoso por la violencia y el exceso con el más famoso mafioso de la historia, y continuó creciendo y prosperando en más formas de las que sus primeros habitantes podrían haber imaginado.

Toda esta historia influirá en que, el estado de Illinois se convirtiera en el “Estado Encantado” de los Estados Unidos de Norteamérica.

 

 

Donativo

$5.00

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s