El Fantasma de Rock Island

El fantasma de Rock Island
En el tramo del río Mississippi que divide Davenport, Iowa, y Moline, Illinois, hay un lote de tierra llamado Rock Island. En abril de 1916, los residentes de una casa construida allí, informaron sobre el fantasma más intrigante e inusual.

Una tarde de primavera, unos visitantes se asomaron por la ventana de esa misteriosa casa, y vieron un esqueleto brillante a la par con la luz de la Luna. Reluciente y muy ocupado este espectro, se dedicaba a cavar agujeros por todo el solar, que servía de patio para los inquilinos de la fantasmal construcción. No, no era de su interés asustar a los habitantes y curiosos, sino estar sumamente concentrado en su tarea. Cavar y cavar agujeros, y ordenar  muy meticulosamente la tierra que sacaba.

Cuando el fantasma finalmente desapareció, dejó una serie de agujeros poco profundos y montones de tierra ordenada. La gente para evitar peligros volvía a llenar los huecos, pero el esqueleto regresaba y a su vez, volvía a su trabajo de excavación.

Los vecinos creyeron que se trataba de algún tesoro, que en vida el entonces carnudo esqueleto dejó allí. Entonces, procedieron a hacer ellos mismos los agujeros, pero su decepción fue grande, pues no había nada, sino solo tierra y más tierra. Los vecinos abandonaron su búsqueda del tesoro, pero el esqueleto no. El fantasma, según los testigos a día de hoy, continúa cavando en Rock Island.

fantasma-esqueleto-768x512

 

Donativo

Necesitamos tu Ayuda

$5.00

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s