Promesas de Felicidad

..”Nos han condenado a ser felices por obligación, y lo que es peor, por imitación…”

Hoy en día se vuelve difícil hasta estar en contra. Desde que el libro de Orwell 1984 se convirtió en manual de gobierno, las cosas han ido cada vez peor. Impresiona, y mucho, el interés del estado laico por controlar hasta lo que pasa e la sábanas de las personas. No puede soportar que alguien, por ahí, difiera de su omnipotente orden.

Es evidente que existe un ente central de control mundial. Lo sé, muchos dirán que ya me volví loco, pero tienen esa creencia, porque no se han puesto a ver un poco más allá de los simples hechos que los massmedia nos muestran todo el tiempo. Y es aún más preocupante, cuando esos massmedia no hacen su “trabajo” desde una incógnita, sino que ahora van de frente, incluso a destruir instituciones básicas de la sociedad.

Te ponen condiciones para ser feliz. Compra este auto y serás feliz. Miren que grande es la hipnosis colectiva, que cuando se logra establecer que el dinero es la felicidad, se ha vuelto general que alguien responda: “entonces, déjame sufrir en mi Ferrari”. Risas y mas risas. Pero el dolor no se va, se pospone y endurece.

Y esto es de importancia, porque la felicidad se ha convertido en un instrumento de tortura. Nos venden que la felicidad es algo instantáneo y fácil de adquirir. Se trata de una felicidad de prótesis que no es del cuerpo y tampoco sirve. Personas adictas a las emociones de un momento sin sentido.

Se vuelve tendencia alguna palabra absurda. Te dicen que viajes porque no puedes ser feliz en casa. El celular y la comida es la moda y una mezcla del idioma vernáculo con el Inglés, que ya no se sabe que entender.

“Lo que ganas es para gastarte en emociones” es la frase que predomina. Se consume una cantidad de pseudoafectividades que consiguen como una droga calmarlos un momento, y luego una resaca que resalta el vacío de cada uno. Triste.

Pseudo filósofos se pierden en discursos para que la humanidad se rinda al culto del instante, que se priorice lo de este mismo momento. Logrando un cansancio estupefacto y un sueño imsomnioso de tres de la mañana. Mañana si lo aprovecharé cunden su mente y valoran la promesa de felicidad y gozo instantáneo

¿Sentirse feliz no es lo mismo que serlo?

No, y tampoco es la alegría de un instante o la satisfacción por un logro conseguido. La felicidad es una manera de ver la vida, de levantarte cada mañana y acostarte cada noche, una actitud con los que te rodean que hace que ellos mejoren y mejores tú.”

Donativo para la investigación y la misión

$5.00

3 comentarios sobre “Promesas de Felicidad

  1. Recuerdo hace unos días leía un bonito ensayo sobre la felicidad y el placer; este relato va en ese sentido; la felicidad es genuina, el placer es momentáneo, o como alguien dijo, la serotonina es duradera vs la dopamina que se esfuma muy rápido. Saludos a todos.

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s