María de Nazaret

1. ¿Quién es “María de Nazaret”?

Aunque se convirtió en la mujer más famosa de la historia del mundo, María nació como una niña judía de una familia pobre en la casa de David, hace unos 2,000 años. Cuando tenía catorce o diecisiete años, Dios la eligió para ser la madre de Jesucristo, el Dios encarnado; entonces, ésta simple adolescente se convirtió en la Madre de Dios. Ella era, como una cuestión histórica, llamada a la tarea de llevar al Mesías al mundo.

María es una señal para todos nosotros, de que a Dios le gusta elegir “…lo que es débil en el mundo para avergonzar a los fuertes” (1 Co. 1:27).

La vida y la identidad de María son realmente acerca de su hijo. Jesucristo. Su grandeza, su santidad, cualquier cosa que tenga un valor eterno en ella se debe a su relación con él. En las propias palabras de María, “Todas las generaciones me llamarán bienaventurada, porque el que es poderoso ha hecho grandes cosas por mí, y su nombre es santo” (Lucas 1, 48 49).

De acuerdo con el contexto de Lucas 1 (especialmente los versículos 26 y 38), “grandes cosas” se refiere a que María acaba de concebir a Jesús en su vientre. El estado “bendito” de María, entonces, existe únicamente debido a la divina criatura de Cristo en su interior.

Cuando la prima de María, Isabel, se encuentra con ella, pronto después de haber concebido a Jesús, en Lucas 1, 42-43, nos da más información sobre quién es María de Nazaret cuando “exclama con un fuerte grito. . . ¿Por qué se me concede esto, que la madre de mi Señor venga a mí?”

Primero, notamos la referencia a María como “Madre del Señor“, Jesucristo. Pero si entendemos el antecedente del Antiguo Testamento, esta declaración inspirada por Dios se vuelve aún más esclarecedora. Isabel se estaba refiriendo, casi literalmente, a un texto de 2 Samuel 6, 29, en el que David exclama, referente al Arca de la Alianza del Antiguo Testamento, “¿Cómo puede el arca del SEÑOR venir a mí?”

El Arca de la Alianza, como sabemos, era especialmente santa y se llamaba, el arca de Dios todopoderoso porque contenía tres tipos o prefiguraciones de Jesucristo. Según Hebreos 9, 4, contenía el báculo milagroso del sumo sacerdote Aarón, una muestra del pan milagroso del cielo, la Maná y los Diez Mandamientos, o “Diez palabras” (dubar en hebreo significa “palabra” o “mandamiento”) .

María llevó dentro de ella a nuestro verdadero Sumo Sacerdote (Hebreos 3, 1), el verdadero “maná del cielo” (Juan 6, 31-32), y el Verbo hecho carne (Juan 1, 14). Por lo tanto, ella es la verdader Arca de la Nueva Alianza.

María es correctamente llamada Madre de Dios porque Cristo, su hijo, es Dios. Negar esta verdad esencial de la Fe, como declaró el Consejo de Éfeso (431), es apartarse de la plena comunión con Cristo y su Iglesia. En el primero de muchos anatemas o condenas de San Cirilo (el famoso obispo de Alejandría del siglo XV) que serían aceptados por el Consejo, decretó:

Si alguien no confiesa que Dios es verdaderamente Emmanuel, y que por este motivo la Santísima Virgen es la Madre de Dios (porque según la carne) ella dio a luz a la Palabra de Dios, se hizo carne por nacimiento), sea anatema.

En su definición, el consejo se refirió a la profecía de Isaías 7, 14, que profetizó más de 700 años antes del nacimiento de Cristo que el Mesías iba a nacer de una mujer y, sin embargo, debía ser “Dios con nosotros”. Es tener evidencia tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento que testifique que María es la Madre de Dios.

El Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) resume todo para nosotros:

Llamada en los evangelios “la madre de Jesús”. María es aclamada por Isabel, a instancias del Espíritu e incluso antes del nacimiento de su hijo, como “la madre de mi Señor”. De hecho, la que ella concibió como El hombre por el Espíritu Santo, que verdaderamente se convirtió en su Hijo según la carne, no era otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. Por lo tanto, la Iglesia confiesa que María es verdaderamente “Madre de Dios” (CIC 495) .

 

Donativo para la investigación y la misión

$5.00

2 comentarios sobre “María de Nazaret

  1. Excelente. Sencillo. Logica veraz en la redaccion textual. Fundamentado en la biblia y en la experiencia humana. Felicitaciones de dios y maria santisima para usted y equipo. Sigan sirviendo el pan de la cultura de dios en la vida actual.

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s