Violación e Incesto – Paren las Mentiras

Violación e incesto

Aquí hay una pregunta delicada, que generalmente genera emociones fuertes debido a la dramatización del caso.

Una mujer obligada a dar a luz a un niño concebido por violación o incesto es violada dos veces: primero, por el criminal y luego, por el estado autoritario que le impide tener un aborto, al obligarla a tener un hijo que sería la encarnación de su abusador “.

Sin embargo, esta objeción se basa en dos absurdos, veamos:

En primer lugar, un niño es la “encarnación de un criminal” solo en las mentes deformadas de delincuentes en potencia. Es absolutamente injusto que un niño recién concebido que, es completamente inocente sea castigado con la muerte por un delito cometido por su padre.

El estado, en el presente caso, tiene la grave obligación de ayudar a las víctimas de violencia sexual, especialmente porque, desde el punto de vista legal y sociológico, el número de embarazos efectivos resultantes de violación e incesto es estadísticamente muy pequeño.

En segundo lugar, las mujeres en tales circunstancias son víctimas no de un embarazo sino de una violación o un incesto. El embarazo nunca puede considerarse un delito, a menos, por supuesto, que los abortistas sean adherentes al maniqueísmo o la secta albigense de la Edad Media.

Si ni siquiera un violador convicto es sentenciado a muerte por su horrendo crimen, ¿cómo puede un niño inocente, resultante de una violación o incesto, ser sentenciado a pena capital?

Esta sentencia de muerte, fríamente dictada por aquellos que dicen que se oponen a un estado autoritario, en realidad prueba la imprudencia de quienes formularon la objeción.

Lo que es realmente necesario no es alentar el aborto, sino más bien detener la violación y el incesto.

Dicho todo esto, echemos un vistazo a algunas de las víctimas de violación o incesto. En un artículo publicado en 1979, la investigadora médica y consejera de víctimas de violación Sandra Mahkorn, detalló los resultados de su estudio de treinta y siete víctimas de violación que quedaron embarazadas. Encontró que veintiocho decidieron llevar su embarazo a término y cinco eligieron el aborto; no fue posible determinar qué pasó con los cuatro restantes.

De las veintiocho que optaron por continuar sus embarazos, diecisiete optaron por la adopción, tres optaron por criar al niño ellas mismas, mientras que no fue posible determinar qué decidieron hacer las otras ocho. Cuando se les preguntó sobre las razones que llevaron a estas víctimas de violación a continuar el embarazo, en lugar de matar a su hijo a través del aborto, la razón más frecuentemente citada fue que esto sería nada menos que, otro acto de violencia e inmoralidad y un verdadero asesinato “

La objeción pierde todo su impacto sentimental y da paso al equilibrio y la reflexión. Recordamos las palabras del Papa Juan Pablo II:

Cuando se describe a un niño como una carga o se lo considera solo como un medio para satisfacer una necesidad emocional, nos ponemos de pie e insistimos en que cada niño es un regalo único e irrepetible de Dios, con derecho a una familia amorosa y unida.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s