La Asunción de María – Evidencia Bíblica

¿Qué es la Asunción de María, y cuál es la evidencia bíblica para ello?

La Asunción de María es el dogma de que, al final de su vida terrenal, Dios levantó a María al cielo, cuerpo y alma. La Biblia es bastante clara en que María está en el cielo. Apocalipsis 12: 1-9:

Y una gran señal apareció en el cielo, una mujer vestida del sol … estaba embarazada. . . Y apareció otra señal en el cielo … y el dragón se paró frente a la mujer. . . para que él pudiera devorar a su hijo cuando ella lo pariera; ella dio a luz un hijo varón [Jesús], uno que gobernará a todas las naciones con una vara de hierro. . . Y la mujer huyó al desierto. . . Ahora surgió la guerra en el cielo, Michael y sus ángeles luchando contra el dragón. Y el gran dragón fue derribado. . . quien se llama el diablo y Satanás.

Hay al menos cuatro razones por las cuales María es la mejor opción para la identidad literal de “la mujer”:

  1. “La mujer” en Apocalipsis 12 “dio a luz” a Jesús. No hay duda de que fue María quien hizo esto.

2. Aunque podemos descubrir muchos niveles de significado espirituales para la huida de la mujer en 12: 6, María y la Sagrada Familia huyeron literalmente a Egipto, con ayuda divina, en Mateo 2: 13-15.

3. María es referida proféticamente como “mujer” en Génesis 3:15, Jeremías 31:22, y por el mismo Jesús en Juan 2: 4 y 19:26. Y si consideramos qye fue que el mismo apóstol, San Juan, quién escribió el Evangelio de Juan y el libro de Apocalipsis, no es exagerado decir que Juan habría tenido en mente a María cuando usaba el término familiar “la mujer” para la madre del “niño.”

4. Hay cuatro personajes principales en el capítulo: “la mujer”, el diablo, Jesús y el arcángel Miguel. Nadie niega que los otros tres mencionados son personas reales. Se ajusta al contexto para interpretar a “la mujer” también como una persona (María).

Algunos objetarán y afirmarán que “la mujer” de Apocalipsis 12 es la Iglesia o, quizás, el antiguo Israel. Hay visos de verdad en ambas afirmaciones, ya que a menudo hay múltiples niveles de significado en los textos bíblicos. Israel a menudo se representa como la novia del Señor en el Antiguo Testamento (cf. Cantar de los Cantares, Jer. 3: 1, etc.). Y Jesús fue “dado a luz” en Israel. Por lo tanto, existe un precedente para referirse a Israel como “la mujer”.

El libro de Apocalipsis describe a la Iglesia de la Nueva Alianza como una “mujer”, la “novia de Cristo” (véase Apocalipsis 21: 2). Y “la mujer” de Apocalipsis 12 también se describe como que continúa engendrando hijos hasta el día de hoy: todos “los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo” (v. 17). La Iglesia ciertamente se ajusta a esta descripción.

Pero, nuevamente, en el nivel literal, María es el ajuste obvio. Pero, ¿cómo sabemos que María es corporal en el cielo? Hay muchas almas en el cielo, pero no tienen sus cuerpos.

Tenga en cuenta que “la mujer” se representa con “la luna debajo de sus pies y sobre su cabeza una corona” (v. 1). En otras partes de Apocalipsis y en otras partes de la Escritura, los santos en el cielo se conocen como las “almas de los que fueron asesinados” (Apocalipsis 6: 9) o “los espíritus de los hombres justos hechos perfectos” (Heb. 12:23 ) Y esto es de esperarse, porque hasta la resurrección serán almas o espíritus desencarnados. Pero “la mujer” de Apocalipsis 12 es retratada como teniendo un cuerpo con cabeza y pies.

Pero quizás aún más importante es que, según Apocalipsis 11:19, el “Arca de la Alianza” está en el cielo. Y este es solo un verso antes de la presentación de “la mujer” de Apocalipsis 12: 1.

Entonces se abrió el templo de Dios en el cielo, y el arca de su pacto se vio dentro de su templo.

Con el fin de apreciar la identidad del Arca, considere la identidad del templo que Juan ve como el hogar del Arca:

Jesús les respondió: “Destruyan este templo, y en tres días lo levantaré”. . . Pero él habló del templo de su cuerpo (Juan 2:21).

No vi ningún templo [en el cielo], porque su templo es el Señor Dios Todopoderoso y el cordero (Apoc. 21:22).

Cuando Juan ve el templo en el cielo, no está viendo ladrillo y mortero. Él está viendo el verdadero Templo, que es el cuerpo de Cristo. De la misma manera, no está viendo el Arca de la Antigua Alianza sino la nueva y verdadera Arca de la Alianza. Fue el cuerpo de María, ahora en el cielo, el que albergó al Hijo de Dios, el cumplimiento de los diversos tipos de Cristo contenidos en el Arca del Antiguo Pacto.



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s