Justo a Tiempo – Fenómeno Paranormal

Una Ayuda Sobrenatural

Un día frío de invierno, una mujer de Arlington Heights estaba conduciendo su automóvil fuera de un estacionamiento hacia el ajetreado tráfico de una calle de tres carriles. El pavimento estaba cubierto por una capa de hielo, un hecho del que se dio cuenta solo cuando su vehículo comenzó a deslizarse completamente fuera de su control. La mujer se sentó indefensa detrás del volante mientras su automóvil patinaba hacia la calle. Con espantoso horror, miró a la izquierda. Un coche rojo se precipitaba hacia ella a no menos de 80 kilómetros por hora. No podía evitar golpearla.

“Así que cerré los ojos”, escribió más tarde, “bajé la cabeza y esperé el accidente”.

Curiosamente, no pasó nada. Pasados varios segundos, la mujer abrió los ojos y vio lo imposible:

El automóvil rojo, que no había tenido forma de maniobrar alrededor de su vehículo, estaba parado a cierta distancia calle abajo. Se dirigía hacia ella desde su izquierda, pero ahora estaba muy lejos, hacia su derecha. Fue como si el automóvil rojo la hubiera atravesado. La mujer estaba aturdida, pero recuperó el control de su automóvil y se salió del trafico hacia la zona de seguridad.

Más tarde, todavía conmocionada y desconcertada por el incidente, la mujer escribió al Dr. Bruce Goldberg, psicólogo, autor y columnista de la revista FATE. “Este evento puede que no le parezca extraño”, escribió, “pero créame, no fue físicamente posible que esto sucediera. ¿Usted pudiera explicarlo?”

El Dr. Goldberg ofreció tres interesantes explicaciones.

  1. En primer lugar sugirió que, la mujer pudo haber experimentado la teletransportación de su automóvil.
  2. En segundo lugar dijo que, pudo haber recibido ayuda mediante la intervención de un ser espiritual.
  3. Finalmente, sugirió que un viajero en el tiempo, posiblemente del futuro, podría haber intercedido para ayudar a la mujer.

“Estos crononautas a menudo funcionan como guías espirituales mientras están en la quinta dimensión”, escribió Goldberg en su respuesta.

Ciertamente, alguna fuerza cuidó de la mujer ese día. Si fue un ángel, un espíritu o un crononauta, no importa tanto como el hecho de que le salvó la vida.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s