La Viuda del Vado

Eran de esas noches muy extrañas, que a veces, se dan en Cuenca. No era normal esa neblina espesa que no alcanzaba ni a los cinco metros de altura. En esas épocas, las luces eran muy tenues, las calles se alumbraban con pequeñas lámparas de aceite.

Esa noche, Anselmo, un sereno de esos que habían antes, y que eran conocidos como chapas, tenía su turno en el barrio de El Vado y cuando caminaba en su guardia, a lo lejos divisó a una de las lámparas palidecer pero no apagarse, se acercó muy cautelosamente y cuando estaba a unos diez metros de distancia, vio una silueta negra sostenerla, y de esa silueta se podía distinguir un velo negro, se notaba muy bien que se trataba de una mujer que trasmitía mucha angustia; intentó acercarse más para asegurarse de lo que veía, y logró divisar un largo vestido negro, pegado al cuerpo de la mujer provocando lujurias nunca pensadas por el chapa.

Luego, contaba a sus amigos que si no fuera por su escapulario, tal vez hubiese caído en la garras de aquella extraña y muy hermosa mujer. Según él, esa noche regresó a su casa y descansó como un bebé, y su esposa e hijos estaban como siempre y se entregó a ellos.

Muchos años después, un poco avanzado el Siglo XX, unos muchachos pasaban junto a la famosa Cruz del Vado; habían tomado unas cuantas copas demás, de esos «zhumires» con coca cola que se habían subido en algo a sus cabezas. Uno de ellos notó algo extraño en la noche, como que se apagó la luz del alumbrado público y una extraña niebla sobrecogió a todos. Miren hacia esa lámpara de la esquina, gritó, es una mujer de negro. Todos miraron como una silueta se perdió entre las sombras…

La leyenda hoy conocida como el Farol de la Viuda, cuenta que esa mujer era una viuda que, vivía en una casa abandonada del tradicional barrio de El Vado, y que usaba esta artimaña del disfraz de alma en pena, para poder realizar sus actos prohibidos por la moral. Un artilugio, que de ser verdad, dio excelentes resultados.

Puente Antiguo de El Vado, Cuenca, Ecuador

Un comentario sobre “La Viuda del Vado

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s