Acepta el hecho de que vas a morir

Tema el alma su propia muerte y no la del cuerpo.- San Agustín de Hipona

Acepta el hecho de que vas a morir.

Los científicos de la rama, nos vienen diciendo desde hace mucho tiempo que, los humanos somos los únicos seres que sabemos que algún día vamos a morir. Es una certeza. Sin embargo, muchos, o tal vez la mayoría, no lo asimilamos como debería ser, y esto, nos trae una serie de problemas.

Es por un hecho espiritual que debemos aceptar la muerte, no es algo simple, aunque debería serlo. Muchos consejeros espirituales de las muchas religiones que existen, aconsejan este aceptar como el primer paso para una vida espiritual plena. Recordemos que los santos católicos, principalmente los de le Edad Media, tenían una calavera en sus escritorios, como un recordatorio de este hecho, y así comprender que este no es el final ni la meta del espíritu humano, aunque, claro está, debe ser cuidado con el mismo ahínco, ya que somos una unidad espiritual.

¿Será en diez años? no lo sabemos, incluso puede ser en diez minutos y seguimos sin saberlo. La única certeza es que el tiempo que tenemos sobre esta tierra es limitado. No debemos ilusionarnos en que vamos a vivir para siempre, porque es seguro que algún día partiremos.

Por eso la vida no debe pasar desapercibida, la verdad es que aceptar que vamos morir, no significa que debemos bajar los brazos y morir antes de tiempo, significa todo lo contrario: es para comprender que cada día cuenta, cada instante cuenta. No debemos perdernos en un camino del cual no recordamos nada y que después solo nos quejamos que nos hemos perdido. Nunca nos perdemos del todo, pero si vamos por el camino reconociendo cada detalle de nuestra vida, al final estaremos satisfechos de verla como una tarea cumplida.

Pero no es solo pasar viéndolo o sintiéndolo todo, es también comprender que después de la muerte, viene otro universo, en el cual debemos responder de nuestros actos en el que estamos ahora. Esto es de suma importancia, porque nuestro comportamiento aquí, puede determinar nuestro camino y destino en el más allá.

Yo sé que últimamente nos están diciendo que, nuestros actos no tienen consecuencias y menos en un más allá «misericordioso», pero esto no es verdad. La Ley debe cumplirse y si nosotros la transgredimos debemos pagar un costo. Un ejemplo ilustrará mejor lo que quiero decir: Supongamos que estamos a un paso de caer en un acantilado muy profundo, el mar está a unos doscientos metros hacia abajo y viene alguien y nos dice: ¡Espera! si das un paso más te caerás sin remedio. Pero alguno de nosotros responde: ¿Pero por qué me limitas la libertad? yo quiero dar un paso más. Entonces lo da y se cae. Resulta que la ley de la gravedad no lo juzgó ni lo dejó caer porque le caía mal, simplemente la ley de la gravedad se cumplió, y al caer, su cuerpo se destrozó en varios pedazos. Es igual con nuestra vida espiritual.

Algunos me dirán que la vida es muy corta como para determinar una eternidad. Pero la decisión de dar o no el paso hacia el acantilado solo toma unos segundos, mientras que la muerte será para siempre.

Sin embargo, sabiendo que los humanos nos perdemos mucho en esas consideraciones, Dios ha enviado a su hijo para advertirnos, primero, y luego, para salvarnos, quizá porque no entendemos del todo que una Ley debe ser cumplida, o quizá porque ya la incumplimos. Él viene como alguien que nos pone un pequeño puente, para que la ley de la gravedad no nos llevé hasta el fondo del acantilado; pero claro, primero debemos creer en Él y arrepentirnos de lo que hemos hecho mal.

2 comentarios sobre “Acepta el hecho de que vas a morir

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s