Cuarto Domingo de Adviento – Hágase en mí

R. Samuel 7, 1-5.8b-12.14a.16 Salmo 88, 2-3.4-5.27.29 Romanos 16, 25-27 Lucas 1, 26-38

Hágase en mí en según tu palabra

Esa es la respuesta de la Virgen María, una joven judía que cumplía todas las normas. Era Virgen y según el proto evangelio de Santiago, María estaba consagrada desde su concepción para el Templo de Dios, por el agradecimiento de Joaquin y Ana al Señor Dios de los Cielos.

Pero, ¿Que pasaba si María decía no?. Simplemente que Jesús no podía llegar, así de radical es esta circunstancia. Veamos como se desarrolla la situación:

Viene un ángel ante ella y le presenta un saludo totalmente extraordinario, le dice: «Alégrate, llena de Gracia» ¿Como un ser angélico puede saludar a un humano así?. Le dice textualmente: «Llena de Gracia», es decir que Dios, el Creador le entrega la gracia, y le anuncia que dará a luz un niño que reinará sobre todas la naciones. La virgen María se sorprende ante tanta fuerza del mensaje, pero lo acepta con humildad y al final dice: «Hágase en mí según tu palabra», es decir, que se cumpla en ella todo lo anunciado.

Esta escena de la anunciación nos lleva directamente hacia nosotros y nos interpela: ¿Nosotros aceptamos la voluntad de Dios? Cuando se nos pide algo tan sencillo como creer en Él ponemos muchas trabas. «Estoy de acuerdo en todo, excepto en esta parte, porque yo creo que está mal» Y, cuando analizamos ese «está mal» solo encontramos oposición a la doctrina básica del cristianismo.

Pero en realidad, esas objeciones, no son más que nuestro orgullo manifestándose para no aceptar la voluntad de Dios, así como Zacarias, cuando el mismo Arcángel Gabriel le dijo que tendría un hijo, Zacarías respondió que eso no era posible, porque él sabía que su esposa era estéril y además era viejo, y los viejos no tienen hijos, como quien dice, «Oye, Angel, eso todo mundo lo sabe» «¿Acaso no crees en la ciencia?» Sabemos que no dijo eso, pero, el orgullo con que respondió es el mismo. En cambio, María aceptó con la humildad propia de una criatura de Dios.

Pero tampoco debemos entender mal, como ahora nos hacen creer que la Voluntad de Dios es que el ser humano se dedique a sufrir y sufrir y no parar nunca de sufrir; esa es una mentira lacerante en contra del cristianismo. La voluntad de Dios es cuando, cada uno de nosotros, vincula la propia voluntad a la de Dios, es decir, nuestra propia voluntad sin oposición a la de Dios. Por ejemplo, si Dios quiere la vida, nosotros también debemos querer la vida, si Dios quiere que seamos honrados y no robemos a nuestros hermanos, entonces no debemos robar, y así sucesivamente con todos los Diez Mandamientos. Dios, no nos obliga a nada, pero nos muestra las normas que debemos cumplir para no salirnos de lo correcto y por ende, para no caer en circunstancias que no nos van agradar, para nada.

La Virgen María quiere la voluntad del Padre y la hace propia.

Encendamos la cuarta vela de la corona de Adviento.

En este cuarto domingo, encendemos la vela violeta, llamada «Candela degli Angeli», en honor a los Ángeles que anunciaron a los hombres el nacimiento de Jesús y que nos lleva hacia la Navidad, que ya está cerca. La Virgen te esperaba, oh Señor, con ansiedad, con ternura, con alegría: sus brazos fueron tu cuna. Ahora, esta cuarta llama nos preparará para abrirnos al amor de Dios para darlo con generosidad, poniendo a Jesús en el centro de nuestra vida, como lo hizo la Virgen con fe, con júbilo, en la vida cotidiana.

En el centro de estas cuatro velas está la última, la blanca y representa a Jesús, Luz del mundo: se enciende la noche de Navidad.

Un comentario sobre “Cuarto Domingo de Adviento – Hágase en mí

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s