La Purificación – Versos de Oro de Pitagoras

Versos de Oro de Pitágoras

Preparación

Debes dar sacrificio perfecto a los Dioses Inmortales, es decir, mantener tu fe, venerar a los grandes héroes y estar armonía con el mundo que te rodea.

Purificación

Respeta a tu madre, tu padre y también a tus prójimos.

Elige para ti un amigo verdaderamente sabio, escucha sus consejos y sigue su ejemplo; no te enemistes con él por razones insignificantes.

Acuérdate de la ley de causa y efecto en tu vida.

Está dada a ti la posibilidad de superar tus pasiones. ¡Así que, reprime en ti mismo con un gran esfuerzo la codicia, la pereza, las pasiones sexuales y el enojo irrazonable!

Sea que estés solo o con personas, ten miedo de hacer algo malo. ¡Guarda tu honor!

Sé siempre justo en tus palabras y actos; sigue a las exigencias de la razón y de la ley.

No olvides que el destino inevitable lleva a todas las personas a la muerte.

Acuérdate que los bienes terrenales se dan fácilmente a las personas y de la misma manera se quitan fácilmente.

En cuanto a los infortunios, que vienen a las personas según sus destinos, debes soportarlos con paciencia dócil. Pero esfuérzate por aliviar el dolor en lo posible. Y recuerda que los Dioses Inmortales no dan a las personas pruebas que sean superiores a sus fuerzas.

Las personas tienen muchas posibilidades para elegir, entre ellas, las buenas y malas. Por eso, hay que mirarlas atentamente para elegir el camino digno para uno mismo.

Si el error entre las personas prevalece sobre la verdad, 27

el sabio se aparta y espera hasta que la verdad reine de nuevo.

Escucha atentamente lo que voy a decir y guárdalo en la memoria:

¡Que no te turben los actos y pensamientos de otras personas, que no te induzcan a las palabras y actos dañinos!

¡Escucha los consejos de los demás y reflexiona tú mismo incesantemente! Pues, sólo un tonto actúa sin pensar con antelación!

Haz sólo aquello que no te sume después en la aflicción y no cause remordimientos de conciencia.

¡No oses empezar en seguida el trabajo que no sabes cómo hacer, sino que apréndelo primero! ¡Sólo así lograrás el éxito!

No debes extenuar tu cuerpo, al contrario trata de dar a éste la comida, la bebida y el con medida, para que se fortalezca ejercicio sin saber de los excesos y la pereza.

Mantén, en lo posible, orden en tu vida. ¡Echa fuera el lujo en todo! Pues, éste provoca la envidia en los demás.

¡Ten miedo de ser avaro!

¡Ten miedo también de malversar los bienes como los holgazanes lo hacen!

Haz sólo aquello que no te arruina ni ahora ni en el futuro! Por consiguiente, premedita antes de cada paso y acto.

Un comentario sobre “La Purificación – Versos de Oro de Pitagoras

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s