Ser y Parecer

SER Y PARECER

Un hombre, que pasaba por delante de una tienda, vio que vendían allí dos loros, encerrados en la misma jaula. Uno era muy bonito y cantaba estupendamente, mientras que el otro estaba en un estado lastimoso y permanecía mudo. El primero valía cincuenta yens y el segundo tres mil.

El hombre, asombrado por la diferencia de precio, le dijo al comerciante:

-;Deme el loro de cincuenta yens!
-Imposible, señor –respondió el vendedor. No puedo vender los dos pájaros por separado.

-¿Pero… por qué? ¿Cómo explica usted una semejante diferencia de precio? Pues el más feo cuesta infinitamente más que el más bonito y, además, no canta. Eso es absurdo.

-¡Ah, no se equivoque usted, señor! El loro que encuentra usted feo es el compositor.

Hay que establecer una diferencia entre ser y parecer. Vivimos a menudo en la apariencia, que adquiere a veces visos increíbles. Pero detrás de ésta se halla el loro compositor, el Ser.

Este Ser es poco visible. Hay que saber valorar en el otro este loro interior. Es conveniente saber establecer la distinción entre ambos.

A. Jodorowsky

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s