100 Años del Fallecimiento de Enrico Caruso

El gran precusor de las grabaciones de su voz. Uno de los más grandes, quizá el más grande exponente de la ópera. Un tenor tan admirado que nunca en la historia será olvidado.

Enrico Caruso, cuyo nombre original es Errico Caruso, nació el 25 de febrero de 1873 en la ciudad de Nápoles, y, falleció en la misma Nápoles el 2 de agosto de 1921, tal vez, por una peritonitis que no se pudo controlar.

Este genio del arte, nació dentro de una familia de 21 hermanos, pero que tan solo 3 de ellos sobrevivieron. Su condición económica era muy deficiente, a tal extremo que tuvo que ayudar a su padre en una pequeña mecánica, única manera de poder sobrevivir. Pero el genio estaba solo dormido, y su madre, de una fortaleza impresionante, nunca dejó que abandonara el sueño de convertirse en cantante. Su esfuerzo se demuestra, cuando se mira su único traje, que de tanto usarlo se había descolorido, y sus camisas tenían que ser parchadas con papel para que no pierdan su color blanco. Cantaba en funerales para obtener un poco de dinero, pero más importante para él, era el poder cantar y propagar su pasión.

Pero todo ese esfuerzo rindió frutos. Llegó a los Estados Unidos, país en elq ue desarrollo casi toda su carrera artística. Llegó tan alto que ahora escuchar su nombre es sinónimo de gran cantante, se volvió una especie de paradiogma de la múscica. Un verdadero prodigio del arte musicial convertido en leyenda.

Por sus presentaciones llegaron a pagarle quince mil dólares, los de aquella época, y se estima que llegó a tener una fortuna de diez millones de dólares, (también de esa época) gracias a las grabaciones en discos, fue el primer cantante que logró vender un millón de copias de unos de sus discos: «I Pagliacci».

En verdad Caruso es un monumento al sacrificio,porque su éxito no se debe al azar, sino al trabajo constante, a las privaciones e incluso al sufrimiento. Hoy recordamops a este gigante de la música en el centenario de su fallecimiento, y lo saludamos desde este pequeño planeta.

Cuando Caruso vivía en los EEUU, y toda Europa estaba sumida en la Gran Guerra, llegaron unos compatriotas italianos a visitarlo.
– Señor Caruso, no vamos para la Italia a combatir. Pero nunca hemos asistido a una de sus presentaciones.
– ¿Qué puedo hacer por ustedes, amigos míos?- les preguntó cortesmente.
– Como vamos a la guerra y es posible que no sobrevivamos, quisiéramos poder escuchar al gran Caruso. Aquí tenemos unos doscientos dólares, sabemos que es muy poco pero es lo que tenemos; quisiéramos que usted interprete una canción, sólo una para nosotros.
Caruso se emocionó mucho, casi al extremo de llorar, un gran nudo oprimió su garganta y cuando recuperó su compostura para poder articular palabra, les dijo:
– ¿Una canción? ¡Todas la que ustedes quieran! Y esos doscientos dólares dénselos a sus madres.
Y Caruso cantó toda la noche en honor a esos cinco soldados italianos que marchaban al frente.

*Fotos de la página de FaceBook Enrico Caruso

Un comentario sobre “100 Años del Fallecimiento de Enrico Caruso

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s