Una operación de rescate histórica y divina

Los Christophers

Una operación de rescate histórica y divina

Por el P. Ed Dougherty, M.M., Junta de Directores de Christophers

La Administración Marítima de los Estados Unidos lo ha calificado como la «mayor operación de rescate realizada en la historia por un solo barco».

Larry Peterson narra la historia para Aleteia y cuenta que comenzó el 23 de diciembre de 1950, cuando el capitán Leonard LaRue, capitán del SS Meredith Victory, un carguero de la Marina Mercante de los EE. UU., avistó a miles de refugiados coreanos en los muelles del asediado puerto de Hungnam, Corea del Norte, a 135 millas en territorio enemigo. Con las fuerzas comunistas chinas y norcoreanas acercándose, el capitán LaRue ordenó que su barco se deshiciera de todo lo que se pudiera mover, incluida toda la carga y las armas. Luego cargó a 14.000 refugiados en un barco que normalmente llevaba solo 47 hombres.

Navegaron hacia el sur, sin médico, sin calefacción, sin instalaciones sanitarias, sin intérprete, sin iluminación en las bodegas, sin equipo de detección de minas y sin armas, salvo la pistola que portaba el capitán LaRue. Llegaron e Nochebuena a la ciudad de Busan, Corea del Sur, solo para que les dijeran que no había lugar para los refugiados y que tendrían que continuar. LaRue logró desembarcar a los heridos y algunas mujeres con niños pequeños, y recogió agua y mantas, antes de dirigirse a la isla Geoje, donde llegaron a salvo el día de Navidad.

Recordando el desgarrador viaje, el capitán LaRue dijo más tarde: «Pienso en cómo un barco tan pequeño pudo contener a tantas personas y superar peligros infinitos sin dañar un alma. El claro e inconfundible mensaje que se me dio en esa Navidad, en la que estábamos rodeados de aguas sombrías y amargas de las costas de Corea, es que Dios mismo estaba al timón de nuestro barco».

El 23 de diciembre de 1950, el SS Meredith Victory cargó a 14.000 refugiados en un barco que normalmente transportaba sólo a 47 hombres.

La dramática operación de rescate tuvo una profunda influencia en el Capitán LaRue, despertando en él a la poderosa mano de Dios que obra en el mundo. En 1954, decidió convertirse en monje benedictino, uniéndose a la abadía de St. Pauls en Newton, Nueva Jersey, donde tomó el nombre de Hermano Marinus, que procede de la palabra latina para «del mar».

Vivió una vida de trabajo y oración hasta que falleció en 2001. En 2019, se abrió la causa de canonización del hermano Marinus, y en junio de este año, los obispos de Estados Unidos votaron para promover su causa. Ahora podemos llamarlo Siervo de Dios Marinus LaRue, y podemos orar por su intercesión con la esperanza de lograr milagros para que este santo siervo algún día sea reconocido como santo de la Iglesia.

La historia del hermano Marinus ejemplifica cómo la verdadera grandeza solo se puede alcanzar cuando nos rendimos a la voluntad de Dios. Al encontrarse al mando de uno de los últimos barcos en un puerto abandonado por las fuerzas estadounidenses, vio personas necesitadas y Dios lo llamó a actuar.

Dios nos llama a actuar en nombre de los necesitados todo el tiempo. Para el capitán LaRue, esa llamada se produjo en las circunstancias más dramáticas. Pero sin importar las circunstancias, nuestra respuesta al llamado de Dios siempre es dramática, no solo porque conduce a grandes actos de misericordia, sino porque nos cambia desde adentro, abriendo nuestro corazón a las posibilidades milagrosas de seguir los pasos de Cristo.

Leonard LaRue arrojó cargamento y armas de su barco durante la guerra para dejar espacio a miles de vidas humanas. Su respuesta a la situación que tenía ante sí fue valorar la vida humana por encima de todo. Dios respondió a su acto de valentía guiándolo a él y a los que estaban a su cuidado a un lugar seguro, y guiándolo por un camino de santidad para toda la vida.

Hermano Marinus

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s