Los Pedraza, una de las primeras familias …

Los Pedraza, de las primeras familias hispanas en West Chicago IL.

Al comenzar la celebración del Mes de la Herencia Hispana que, se extiende desde 15 de septiembre hasta el 15 de octubre, presentamos a una de las primeras familias de inmigrantes mexicanos, de la que sabemos mucho y que tenemos fotografías maravillosas de su tiempo en que vivieron en West Chicago.

Julia Pedraza

Julia Pedraza, que consta aquí en su foto de West Chicago Community High School, era la hija mayor de José Pedraza Rodríguez y Julia Pedraza Cárdenas. Julia ganó una cámara en un concurso escolar, y así la familia, pudo capturar momentos de sus vidas en el campamento de furgones. Aunque los campamentos comenzaron en la década de 1910 con inmigrantes que vivían y trabajaban en el ferrocarril de todas partes del mundo, en la década de 1930 todo el campamento estaba formado por inmigrantes mexicanos y sus familias. La historia de los Pedraza se ha conservado en nuestros registros.

José y Julia Pedraza se casaron en 1915 en Tamaulipas, México. Dos hijas nacieron en México y en 1919 la familia emigró a Harlingen, Texas, donde tenían algunos familiares.

Al año siguiente se mudaron a Nueva Orleans, donde nacieron dos hijos más. Uno de esos niños, José, murió en la infancia. Luego en 1922 viajaron a Chicago, en donde vivieron durante siete años. José, otro de sus hijos nació durante ese tiempo. José trabajaba para el ferrocarril, pero estuvo ausente un año debido a una hospitalización prolongada. Un médico ferroviario le sugirió salir de Chicago para una correcta recuperación de su salud.

Pero, en 1929, José recibió una oferta de trabajo para la Chicago & North Western de West Chicago, para laborar en las rieles. La familia se trasladó en un auto prestado y después llevó también todas sus cosas y se instalaron en el campamento de vagones al oeste de la ciudad.

Como otras familias en el campamento de vagones, la familia Pedraza tenía un jardín muy grande, en donde cultivaban maíz, tomates, pepinos y lúpulo. Hacían cerveza casera para los adultos y root beer* para los niños. Las botellas de vidrio se recolectaban a lo largo de las vías del tren y las sellarban con su propia máquina. No tenían una refrigeradora y se les hacía difícil mantener fríos los alimentos y las bebidas. Por ventaja tenían disponible leche fresca de un granjero cercano.

Un viaje de compras mensual a Maxwell Street de Chicago era esencial. Se necesitaban cuatro pares de zapatos nuevos para los niños, ya que la familia no tenía automóvil y la caminata diaria a la ciudad era una caminata de una milla y media (Dos kilómetros y medios aproximadamente). También era necesdario comprar algo de ropa.

Los niños más pequeños de los Pedraza asistieron a la escuela Washington. Como la escuela no tenía comedor, los estudiantes regresaban a sus casas para almorzar. Pero regresar a casaq era demasiado lejor, por ello, los niños almorzaban en los alrededores de la escuela. En invierno, un panadero local les daba una posada detrás del mostrador. Julia, la hija mayor, fue a la West Chicago High School, y era muy hábil para tocar el violín, por lo que era miembro de la banda.

Los Pedrazas salieron de West Chicago en 1933, regresaron por un corto tiempo a México y luego se establecieron en Chicago.

*Una bebida de cola con un sabor parecido a la de la base de la cerveza, por eso su traducción exacta es, cerveza de raiz.

Tomado del original de Friends of the West Chicago City Museum

* * *

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s