Nicolás de Bari, San – 6 de Diciembre. Iconografia

Nicolás de Bari, San – 6 de Diciembre.

ICONOGRAFÍA

En el arte bizantino, san Nicolás está representado con una ancha frente y barba blanca, y vestido como un obispo griego; es decir, con felonion y omoforión blancos, y siempre con la cabeza descubierta. En la mano izquierda lleva el libro de los Evangelios o una cruz de doble travesaño, mientras que con la diestra hace un gesto de bendición. No tiene atributos individuales.

En el arte de Occidente está transformado en un obispo latino, es decir, tocado con mitra y apoyado en un báculo.
Fue a partir del siglo XIV cuando se le concedieron atributos individuales nacidos de la leyenda o del culto. Sus atributos individuales son las tres bolsas de oro que mantiene sobre el libro de los Evangelios y los tres niños emergiendo del saladero. Las tres bolsas de oro a veces se convierten en tres manzanas a causa de los regalos de Navidad que deja a los niños en sus zapatos. En su calidad de patrón de los marineros tiene como atributo un ancla, que puede hacer que se lo confunda con el papa san Clemente si no llevase mitra en lugar de tiara.

De qué obispo hablamos? San Nicolás de Bari
Este es el otro reto que nos faltaba por resolver, aunque, como siempre, las pistas que se habían ido dando no dejaban lugar a dudas sobre nuestro protagonista: san Nicolás.

Uno de los santos más populares durante la Edad Media, todavía hoy se mantiene entre los más conocidos a pesar de que su vida es más legendaria que real. Pertenece a la Iglesia griega y a la latina y se dice que nació en Asia Menor hacia 270, llegando su culto, junto a sus reliquias, hasta el sur de Italia. Fue obispo de Mira y, con la llegada del emperador Constantino, liberado de la prisión donde se le encarceló. Murió en 342.

Su santidad se reflejó desde su nacimiento, pues, por ejemplo, los viernes no mamaba de su nodriza por ser día de ayuno.
En cuanto a su iconografía, lo habitual es que aparezca con barba blanca y caracterizado como obispo, con mitra, capa pluvial y báculo, acompañado por elementos tomados de los dos episodios más conocidos de su leyenda, que son precisamente los que se ven aquí: por un lado, tres bolsas de oro o, lo que es más frecuente, tres bolas doradas o manzanas que tienen relación con aquellas tres bolsas que tiró el santo al interior de la casa de un noble arruinado que estaba a punto de hacer que sus hijas se prostituyeran (de esta manera, pudo dar el oro como dote y casarlas honrosamente). Las manzanas se empezaron a representar al confundir a este santo con Papá Noel, porque éstas se colocaban en los zapatos de los niños como regalo de Navidad. Por otro lado, los tres pequeños dentro de un barreño (en la imagen apenas se distingue, pero los niños salen de él. Perfectamente visible en el caso de la escultura del museo de Soignies (Bélgica -a la derecha-) son interpretados por Réau como una deformación de otro asunto relacionado con el santo.

Al parecer, hubo tres generales de un ejército condenados a muerte de manera injusta quienes, invocando al santo, lograron que éste se apareciera ante el prefecto y el emperador Constantino para defenderlos, logrando que fuesen liberados. De aquí, derivó una historia según la cual eran tres pequeños que, después de pedir hospitalidad a un carnicero, fueron descuartizados y puestos en un saladero por éste, y acabarían resucitando por intervención del santo. Réau explica que esta leyenda nació en Francia en el siglo XII al interpretar que los tres prisioneros eran niños dentro de una cuba porque sus cabezas emergían de una torre cortada por la mitad (pues los cautivos, durante la Edad Media, se representaban así). La imaginación popular hizo el resto.

San Nicolás, quien fuera en la Edad Media y aún sigue siendo en la actualidad uno de los santos más populares, tiene el privilegio de pertenecer a la Iglesia griega y al mismo tiempo a la latina. Nació en Asia Menor y su culto se traspasó al sur de Italia, junto con sus reliquias. Reivindicado por Patras, Mira y Bari, el culto de san Nicolás no padeció el cisma y ha seguido sirviendo como vínculo.
Pero a pesar de su popularidad es uno de los menos históricos. Habría nacido hacia 270 en Patras de Licia, localidad que la Leyenda Dorada confunde con Patras de Grecia. Habría sido obispo de Mira, en Asia Menor, encarcelado y liberado por el advenimiento del emperador Constantino. Se contaba que había combatido la herejía arriana en el concilio de Nicea. Habría muerto en 342.

En realidad la historia fue muy pronto ahogada por la leyenda. Su precocidad fue asombrosa: el mismo día de su nacimiento se mantuvo de pie, solo, en la cuba que llenaron de agua para darle el primer baño. Los dos episodios más conocidos de su leyenda son su ejemplo de caridad, al dotar a tres jóvenes casaderas muy pobres a quienes la miseria empujaba al vicio, y el milagro de los tres monaguillos resucitados.
La leyenda de las tres doncellas es tan conocida como la caridad de san Martín compartiendo su manto. Un noble reducido a la indigencia no tenía otra salida que prostituir a sus tres hijas. San Nicolás las salvó de la deshonra arrojando tres bolsas llenas de oro a través de la ventana de su casa, recursos que permitieron casarlas hnorablemente.

La leyenda de los tres niños resucitados es más compleja, porque se trata de la deformación de la historia de los tres oficiales falsamente acusados e injustamente condenados a muerte, a quienes san Nicolás habría arrancado del tajo del verdugo apareciéndose en sueños al emperador Constantino. Esta leyenda, que nació en Francia en el siglo XII, se explica por la falsa interpretación de una imagen. En el arte de la Edad Media, los cautivos están representados en una torre cortada por el centro. Los tres oficiales en prisión cuyas cabezas emergían de una torrecilla se tomaron por tres niños hundidos en una cuba que la imaginación popular convirtió en saladero.
Los demás milagros de san Nicolás están, casi todos ellos, relacionados con el mar. Los marineros griegos sorprendidos por la tempestad invocaban a san Nicolás con la esperanza de que les socorriera.

PATRONAZGOS

Otra prueba de la popularidad de san Nicolás es la multitud de sus patronazgos. Es el patrón de los escolares, de los niños de coro, en conmemoración del milagro de los tres niños. Lo invocaban las jóvenes casaderas, en conmemoración de las bolsas de oro que ofreciera a las tres doncellas pobres. Por los regalos que hizo a éstas, se convirtió en el distribuidor de los regalos de Navidad; y en lugar de arrojarlos por la ventana, los deja caer por la chimenea. Además, en el Oriente mediterráneo también es, como ya se dijo, el santo tutelar de los marineros. Era el patrón de los carpinteros navales, de los pilotos, de los marineros de agua dulce, de los almadieros de Morvan y de los barqueros del Yonne o del Cure. Además, una docena de corporaciones se ponían bajo su protección: abogados, procuradores y letrados de palacio, los prestamistas prendarios, los toneleros, comerciantes de vino, arqueadores y descargadores de vino, comerciantes de grano y descargadores de trigo, carniceros, perfumeros, boticarios y especieros.
La mayoría de estos patronazgos se explican por su leyenda o por juegos de palabras. Los prestamistas prendarios le reconocían haber castigado a los morosos de mala fe. Los descargadores de trigo recordaban que había completado milagrosamente la carga de grano de un navío cuyo capitán había tomado una parte para alimentar hambrientos. Los toneleros aludían al saladero con forma de tonel de donde sacara a los tres escolares.
Además se creía a san Nicolás protector de los tesoros confiados a su guarda contra los ladrones.

Por último, la leyenda de los tres oficiales injustamente encarcelados le había valido el reconocimiento de los presos y de las víctimas de errores judiciales.

Estos relatos nos ayudan a entender su carácter extraordinario y por qué es tan amado y venerado como protector y ayudador de los necesitados.
la historia de San Nicolás de Bari que conocer a continuación explica porque se asocia este Santo con San Nicolás, figura de las Navidades, Conoce también otro Santo LLamado San Nicolás de Tolentino
Una de las historias más antiguas que muestran a San Nicolás de Bari como protector de los niños tiene lugar mucho después de su muerte (Ver: Santa Muerte verde) .

La gente del pueblo de Myra estaba celebrando al buen santo la víspera de su fiesta cuando una banda de piratas árabes de Creta entró en el distrito. Robaron tesoros de la Iglesia de San Nicolás para llevarlos como botín.

Cuando salían de la ciudad, arrebataron a un joven, Basilios, para convertirlo en esclavo. El emir, o gobernante, seleccionó a Basilios para ser su copero personal, ya que al no conocer el idioma, Basilios no entendería lo que el rey dijo a los que lo rodeaban.

Entonces, durante el año siguiente Basilios esperó al rey, trayendo su vino en una hermosa copa de oro. Para los padres de Basilios, devastados por la pérdida de su único hijo, el año transcurrió lentamente, lleno de dolor. Cuando se acercaba el día de la fiesta de San Nicolás, la madre de Basilios no se unió a la festividad, ya que ahora era un día de tragedia.
Sin embargo, la persuadieron a tener una simple celebración en casa, con silenciosas oraciones por la custodia de Basilios. Mientras tanto, mientras Basilios estaba cumpliendo con sus tareas sirviendo al emir, de repente se vio arrastrado. San Nicolás se apareció al aterrorizado niño, lo bendijo y lo dejó en su casa en Myra.

Imagine la alegría y la admiración cuando Basilios apareció asombrosamente ante sus padres, todavía sosteniendo la copa de oro del rey. Esta es la primera historia contada sobre la protección de los niños de San Nicolás, que se convirtió en su principal función en Occidente.

Tomado de José María Pozo Dominguez

Un comentario sobre “Nicolás de Bari, San – 6 de Diciembre. Iconografia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s