UN EJEMPLO DE APOSTOLADO PARROQUIAL

UN EJEMPLO DE APOSTOLADO PARROQUIAL
Del Decreto de beatificación
de la Sierva de Dios Josefa Naval Girbés

Como las parroquias «de alguna manera representan a la Iglesia visible establecida por la tierra», la Sierva de Dios tuvo a su parroquia como Madre en la fe y en la gracia y, en cuanto tal, la amó y la sirvió con humildad y espíritu de sacrificio. Por ello, mostraba sincera veneración a su párroco y se confió a su dirección espiritual; atendía a la confección, conservación y limpieza del ajuar litúrgico y el adorno de los altares; todos los días acudía a la iglesia parroquial para participar en el sacrificio eucarístico, pero se distinguió, sobre todo, por su apostolado inteligente y fecundo, que siempre desarrolló de acuerdo con sus pastores, hacia los cuales profesaba absoluto respeto y obediencia.

Convencida como estaba de que los cristianos deben ser sal de la tierra y luz del mundo, no se contentó con practicar las virtudes en su casa, sino que quiso cumplir plenamente el mandato del Señor, que dijo: Así ha de lucir vuestra luz ante los hombres, para que, viendo vuestras buenas obras, glorifiquen a vuestro Padre, que está en los cielos; pues buscaba todas las oportunidades para anunciar a Cristo de palabra y con las obras tanto a los no creyentes, para atraerlos a la fe, como a los fieles, para instruirlos, confirmarlos en la misma y estimularlos a un mayor fervor de vida. Con esta intención enseñaba a los pobres, aconsejaba a cuantos acudían a ella, restauraba la paz en las familias desunidas, para las madres organizaba en su casa un círculo con el fin de conducirlas a la formación cristiana, encaminaba de nuevo a la virtud a las mujeres que se habían apartado del recto camino y amonestaba con prudencia a los pecadores.

Pero la obra en la que se centraban, sobre todo, sus cuidados y energías fue la educación humana y religiosa de las jóvenes, para quienes abrió en su casa una escuela gratuita de bordado, en el que era muy entendida. Aquel taller se convirtió en un centro de convivencia fraterna, oración, alabanza a Dios y explicación y profundización de la Sagrada Escritura y de las verdades eternas. Con afecto maternal la Sierva de Dios fue para sus discípulos una verdadera maestra de la vida, modelo de fervoroso amor a Dios, lámpara que daba luz y calor.

Les dio innumerables ejemplos de fe viva y comunicativa, de caridad diligente y alegre sumisión a la voluntad de Dios y de los superiores, así como también de máxima solicitud por la salvación de las almas, prudencia singular, práctica constante de la humildad, pobreza, silencio y paciencia en las contrariedades y dificultades. Era notorio el fervor con que cultivaba la vida interior, la oración, meditación, aceptación de las molestias, y su devoción a la Eucaristía, a la Virgen María y a los Santos.

De este modo contribuyó eficazmente la Sierva de Dios al incremento religioso de su parroquia.

* * *

Adviento Africa Alquimia Angeles Argentina art Arte Aviones Católica Cerveza Chicago ciencia Colombia Conspiracion cuaresma Cuenca Dios donbosco Ecuador educación Enigmas España fantasmas Fotografias Gatos Historia humor Iglesia Illinois Italia Japon leyendas Maria Meditación misterio mitología mito mitos Musica Navidad Noticias Opinion Ortodoxos ovni Paranormal Pascua Personajes pintura Poema Poesía Prehistoria psicología Religion SaintCharles Salmos Salud Santoral Santos Segunda Guerra Semana Santa simbolos Templario Teología Top10 UFO ultimas palabras URSS USA Virgen María West Chicago zack

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s