FESTIVAL DE LA CULPA

Este último mes he estado leyendo un interesante libro de Patrick Madrid, un apologista católico de los Estados Unidos, Debo decir que es muy interesante.

El libro se titula «Life Lesson, Fifty Things I Learned in My First Fifty Years«, que traducido al español sería algo como: «Lecciones de Vida. Cincuenta cosas que aprendí en mis primeros cincuenta años».

En este libro, el autor cuenta cincuenta experiencias que le han enseñado a actuar con prudencia, sobre todo, a tener siempre presente a Dios en su mente y en su corazón. Sus experiencias, muchas de las veces tienen un tinte gracioso, pero a la vez están llenas de todo tipo de emociones para que lector se introduzca en la materia. Risas y lágrimas, las alegrías normales de un católico en medio de este extraño mundo.

Como suelo hacerlo, publico a continuación el primer capítulo traducido al español (que comúnmente está gratuito como muestra en libros electrónicos), como un entremés de este muy buen libro, y los invito a comprarlo por los medios convencionales.

Capítulo 1

FESTIVAL DE LA CULPA

HACE ALGUNOS AÑOS, mientras estacionaba mi auto alquilado en el estacionamiento de la parroquia católica donde daría una conferencia esa noche, miré hacia la nueva iglesia protestante grande y nueva, que se alzaba de manera prominente en una colina cercana. Lo que me llamó la atención fue una gran pancarta que atravesaba la fachada que decía en letras grandes y en negrita: FESTIVAL DE LA CULPA

¿Festival de la culpa? ¿Qué es un Festival de la culpa?», me pregunté, perplejo por el enigmático mensaje. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que me diera cuenta. ¡Esos protestantes allá arriba en esa colina estaban burlándose de los católicos, razoné indignado! Las personas que asisten a esta parroquia tienen que ver esa pancarta cada vez que vienen a Misa. ¿Por qué si no, sería tan prominente?

Festival de la culpa, obviamente debe expresar el desdén de esas personas para el sacramento católico de la penitencia. Después de todo, esos protestantes creen en la doctrina de la seguridad eterna: ¡una vez salvado, siempre salvo! En otras palabras, que los «verdaderos cristianos» no pierden su salvación. Ellos consideran que el examen de conciencia y la confesión son errores y no son bíblicos. Así que, estaba seguro de que eso era lo que quería decir el gran letrero. ¡Claramente, esos protestantes en la colina se estaban burlando de los católicos!

Le pregunté a la secretaria parroquial qué creía que eso significaba. «Oh, realmente nunca lo noté», dijo. Pero cuando le expliqué lo que pensé que significaba, una mirada de consternación inundó su rostro. Nunca se le había ocurrido que los vecinos de junto, en lo alto de la colina, podrían estar burlándose de ella y de sus compañeros católicos.

Decidí tomar el toro por los cuernos y llamar a la iglesia protestante para preguntarles directamente sobre el letrero.

«Hola, soy de fuera de la ciudad», le dije a la amable recepcionista que contestó el teléfono, «y tengo curiosidad acerca de la pancarta que tiene al frente. ¿Qué significa Festival de la culpa? ¿Tiene la intención de ser algún tipo de mensaje para los católicos?»

«¿Festival de la culpa?» preguntó, aturdida por mi pregunta. Hizo una pausa por un momento y luego dijo: «Oh, te refieres a la pancarta de Festival de la Colcha», se rio entre dientes. «Sí, tendremos un espectáculo de colchas aquí el próximo fin de semana y todos están invitados».

Chico, me sentí estúpido.

Tímidamente, le expliqué que la pancarta debía estar un poco doblada, lo suficiente para que la Q de «colcha» pareciera una G de «culpa»*. Dijo que le pediría al conserje que lo alisara para que se leyera correctamente.

Le di las gracias y colgué, avergonzado de mí mismo por haber concluido tan rápidamente (totalmente errónea) de que «esos protestantes» en su colina estaban burlándose de los católicos. En mi prisa por dar cuenta del estandarte, asumí mala voluntad de su parte, concluyendo sin ninguna evidencia que sus motivos eran deshonrosos. Había hecho, aunque de manera menor, exactamente lo que Jesús nos dice que no hagamos:

No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio que pronunciéis seréis juzgados, y con la medida que deis, será la medida con que recibáis. ¿Por qué miras la astilla que está en el ojo de tu hermano, y no te das cuenta? la viga que está en tu propio ojo?

¿O cómo puedes decir a tu hermano, déjame sacarte la paja de tu ojo, cuando tienes la viga en tu propio ojo? Hipócrita, sácate primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la astilla del ojo de tu hermano.” (Mt 7,1-5)

El recuerdo de aquel incidente nunca me ha dejado. Muchas veces ya que, cuando he tenido la tentación de asumir lo peor de los demás basado únicamente en las apariencias, o imputar malos motivos a alguien que no está de acuerdo conmigo, o juzgar el corazón de otras personas, he pensado en esa pancarta.

Tal vez Dios quiso que dijera Festival de la culpa solo para mí. Después de todo, me mostró que tenía algo en el ojo.

“No juzguéis por las apariencias, sino juzgad con recto juicio” (Jn 7,24).

***

*Nota: El letrero en inglés decía Quilt Show, que traducido sería Festival de Colchas, pero el autor lo leyó Guilt Show, que sería Festival de Culpa. Ese sería el error de confundir la Q con la G.

Adviento Africa Alquimia Angeles Arte Aviones Católica Chicago ciencia Conspiracion cuaresma Ecuador educación Enigmas fantasmas Gatos Historia Illinois leyendas Maria Meditación misterio mitología mito mitos Musica Navidad Opinion Paranormal Pascua Personajes pintura Poema Poesía psicología Religion SaintCharles Salmos Salud Santoral Santos Segunda Guerra Teología Top10 USA Virgen María

Un comentario sobre “FESTIVAL DE LA CULPA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s