Salmo 17 (18)


David entona esté grandioso Salmo al Dios de los ejércitos por la victoria obtenida sobre sus enemigos. Fue compuesto por el rey profeta probablemente poco antes de concluir su gloriosa vida. Véase el paralelo en II Reyes capítulo 22.

Leer más Salmo 17 (18)

Salmo 16 (17)


David es perseguido por implacables enemigos, entre los cuales descuella uno por su ferocidad, probablemente Saúl. De ser así, este Salmo fue compuesto tal vez en la situación peligrosa que se pinta en I Reyes 23, 25 ss.

Leer más Salmo 16 (17)

Salmo 15 (16)


Salmo 15 (16) El sumo bien Miktam de David 1∗ Presérvame, oh Dios, pues me refugio en Ti; 2∗ dije a Yahvé: “Tú eres mi Señor, no hay bien para mí fuera de Ti”. 3∗ En cuanto a los santos e ilustres de la tierra, no pongo en ellos mi afecto. 4 Multiplican sus dolores […]

Leer más Salmo 15 (16)

Salmo 13 (14)


Salmo 13 (14) Llegará la hora para los impostores 1∗Al maestro de coro. De David.El insensato dice en su corazón:“No hay Dios.”Se han pervertido; su conducta es abominable.ni uno solo obra bien. 2∗ Yahvé mira desde el cielo a los hijos de los hombres, para ver si hay quién sea inteligente y busque a Dios. […]

Leer más Salmo 13 (14)

Salmo 12 (13)


“Esconder el rostro” o hacerse sordo es como estar ausente. David sabe que su Dios lo está oyendo, y por eso, aun en medio de la extrema impotencia y aparente abandono en que se halla —probablemente durante la persecución de Saúl

Leer más Salmo 12 (13)

Salmo 11 (12)


Sobre el “título” cf. Salmo 6, 1. David compuso este Salmo probablemente en los días amargos de la persecución de Saúl (I Reyes capítulos 18 ss.), cuando veía bien que sólo en Dios podía poner su confianza

Leer más Salmo 11 (12)

Salmo 10 (11)


El santo rey, angustiado por sus enemigos, tiene plena confianza en el Señor que no abandona al justo. Por eso rechaza el consejo de huir a los montes, que se le da en los versículos 1-3.

Leer más Salmo 10 (11)

Salmo 9 b (10)


Salmo 9 b (10) 1 ¿Por qué, Yahvé, te estás lejos? ¿Te escondes en el tiempo de la tribulación, 2 mientras se ensoberbece el impío, y el pobre es vejado y preso en los ardides que aquél le urdió? 3∗ Porque he aquí que el inicuo se jacta de sus antojos, el expoliador blasfema despreciando […]

Leer más Salmo 9 b (10)

Salmo 9 a


El comienzo enigmático designa al parecer la melodía de este Salmo o la manera de cantarlo. San Jerónimo vierte: “por la muerte del Hijo” y explica la versión de la Vulgata

Leer más Salmo 9 a