Salmo 30 (31)


La Vulgata dice: “Para el fin. Salmo de David. Para el éxtasis”. Quizás es una referencia al versículo 23, como diciendo: para la extrema angustia. Compuesta, efectivamente, en un exceso de abandono e impotencia, esta oración de David parece, como lo han dicho muchos de los Padres

Leer más Salmo 30 (31)

Salmo 29 (30)


Él sentido del “epígrafe”, confirmado por el de la Vulgata, alude a la inauguración del palacio real que David levantó en el monte Sión (II Reyes 5, 11), quizá después de convalecer de una enfermedad.

Leer más Salmo 29 (30)

Salmo 28 (29)


Salmo de David. Los LXX y la Vulgata añaden a este epígrafe: en la consumación del Tabernáculo (cf. Amos 9, 11; Hechos de los Apóstoles 15, 16). Hijos de Dios: Parecen ser aquí los ángeles del cielo, según el Targum (cf. Salmo 88, 6 ss.; Job 1, 6 ss., etc.).

Leer más Salmo 28 (29)

Salmo 27 (28)


Súplica semejante a la del Salmo anterior, pronto se transforma en jubilosa gratitud al ver que
ha sido escuchada (versículo 6 ss.). Sordo: otros vierten: mudo.

Leer más Salmo 27 (28)

Salmo 26 (27)


La fecha y ocasión de este Salmo se indican en los LXX por el epígrafe: “Antes de ser ungido”, referente sin duda a la segunda unción de David (II Reyes 2, 4), como rey de Judá, es decir, cuando aún le esperaba, no la persecución de Saúl, que ya había muerto (ibíd.), pero sí la guerra civil con sus sucesores (II Reyes 2, 8 ss.).

Leer más Salmo 26 (27)

Salmo 25 (26)


Este Salmo, clamor del alma escandalizada ante la corrupción del mundo, pertenece quizás a los tiempos en que David se vio obligado a huir de Saúl, o más probablemente de Absalón, lejos del Arca del Señor (II Reyes 15, 25).

Leer más Salmo 25 (26)

Salmo 24 (25)


Ninguno que espera en Ti es confundido: Lo absoluto de esta afirmación hace que ella sea un enorme acto de fe (cf. Salmo 12, 5 y nota), siempre que estemos convencidos y no la digamos solamente con los labios, como por costumbre.

Leer más Salmo 24 (25)

Salmo 21 (22)


El título por el pronto socorro parecería indicar el contenido del Salmo. Según otras variantes, suele decirse que estaba destinado para el sacrificio matutino o que el título es, como en otros Salmos, la indicación técnica del modo de cantarlo, según la tonada de “la cierva perseguida”.

Leer más Salmo 21 (22)