¿La Biblia se opone al concepto de Virgen Reina de los Cielos?

¿No condena la Biblia la idea de una “Reina del Cielo”?

En artículos anteriores, vimos múltiples razones por las que los católicos honran a María con el título de Reina del Cielo y la Tierra. Esta dignidad que Dios le dio a María es profundamente bíblica y se ha entendido en la Iglesia durante 2000 años, pero muchos protestantes, e incluso católicos, se enfrascan en un solo texto bíblico del Antiguo Testamento que ensombrece este tema. Y ese texto es Jeremías 7, 18:

¿No ves lo que hacen en las calles de Judá y en las calles de Jerusalén? Los hijos recogen leña, los padres encienden fuego y las mujeres amasan para hacer tortas para la reina del cielo; y derraman libaciones a dioses ajenos, para provocarme a ira.

En el libro, Católicos romanos y evangélicos: acuerdos y diferencias, Norman Geisler y Ralph MacKenzie afirman: «Llamar a María ‘Reina del cielo’, sabiendo que esta misma frase proviene de un antiguo culto pagano idólatra condenado en la Biblia (cf. Jer. 7:18), sólo invita a la acusación de mariolatría. Y la mariolatría es idolatría»34.

Ciertamente, a primera vista, este texto llama a pensar así, pero la verdad es que, nada dice de la Virgen María, como Reina de los Cielos, veamos:

Jeremías condena aquí la adoración de la diosa mesopotámica Astarté.35 Ella no está relacionada de ninguna manera con María. De hecho, «ella» no existió y no existe en la realidad y si existiese, es un demonio. María, por otro lado, es una persona histórica real que fue, y es reina, en virtud del hecho de que su hijo era y es el rey, como ya se anotó antes.

Jeremías condenó ofrecer sacrificios a «la reina del cielo». En las Escrituras, tenemos muchos ejemplos de la manera correcta en que debemos honrar a los grandes miembros del reino de Dios. Damos «doble honor» a los «ancianos que gobiernan bien» en la Iglesia (1 Tim 5, 17). San Pablo nos dice que debemos «estimar mucho» a los que están «por encima del nosotros en el Señor» (1 Tes. 5, 12-13). Cantamos alabanzas a los grandes miembros de la familia de Dios que nos han precedido (Salmo 45, 17). Nos postramos ante ellos con reverencia (1 Reyes 2, 19). Realizamos la obra del Señor en sus nombres (Mt. 10, 40-42), y más. Pero hay una cosa que nunca debemos hacer: ofrecerles un sacrificio. Ofrecer sacrificio equivale a la adoración que se le debe solo a Dios. Y esto es precisamente lo que estaba condenando Jeremías. La Iglesia Católica no enseña -y nunca ha enseñado- que le damos a María la adoración debida a Dios, o que debemos ofrecerle sacrificios.36.

Para Geisler y MacKenzie, y para millones de evangélicos y fundamentalistas, el mero hecho de que adorar a alguien llamada “reina del cielo” era condenado en Jeremías 7, ello elimina la posibilidad de que María sea la verdadera reina del cielo y la tierra. Esto simplemente no es verdad. La existencia de una reina falsa no significa que no pueda haber una auténtica. ¡Este razonamiento seguido hasta su final lógico conduciría al abandono de toda la Fe cristiana! No podríamos tener una Biblia porque el hinduismo, el Islam y muchas otras religiones falsas tienen «libros sagrados». No podríamos llamar a Jesús Hijo de Dios porque Zeus y Hera tenían a Apolo, Isis y Osiris tenían a Horus, etc. El hecho de que hubiera una falsa «reina del cielo» adorada en la antigua Mesopotamia no niega la realidad de la verdadera reina, la que es honrada como tal en el reino de Dios.

Como anotamos en una respuesta anterior. la Iglesia Católica enseña que María es Reina del Cielo y de la Tierra porque las Escrituras la revelan como la madre de Jesucristo, quien se revela claramente como «Rey de reyes y Señor de señores» (Ap. 19, 16). El rey, Jesús, estableció un reino de acuerdo con el Nuevo Testamento, regalando así a su madre tan grande oficio: Reina Madre.

*Textos basados del original de Tim Staples

Un comentario sobre “¿La Biblia se opone al concepto de Virgen Reina de los Cielos?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s